Cómo limpiar las ventanas: Consejos para limpiar ventanas con el mejor resultado

Los ventanales son un elemento al que cada cierto tiempo deberemos prestar especial atención para conseguir una limpieza perfecta de nuestro hogar. Siempre es satisfactorio para nosotros ver limpios los cristales de nuestras ventanas o puertas acristaladas de acceso a balcones, terrazas o galerías.

Como limpiar tus ventanas y cristales

Queremos explicarte una técnica que te va a facilitar la limpieza de cristales y con el que conseguirás un resultado muy bueno al limpiar las ventanas y puertas acristaladas de tu vivienda.

Materiales necesarios para la perfecta limpieza de ventanales:

Cubo de limpieza

Unas gotas de detergente para platos

Enjugador

2 paños de microfibra

Bastoncillos de Algodón

Una pequeña taza de vinagre blanco

Toallas de papel

Trucos para la limpieza de los cristales de nuestras ventanas:

Normalmente para limpiar las ventanas y cualquier tipo de superficie acristalada se suele utilizar un producto limpiacristales y rollo de papel para su secado. En este pequeño artículo vamos a ofrecerte otra idea para limpiarlo de otra manera.

Una manera muy sencilla de lavar ventanas y con un resultado muy satisfactorio. De esta manera además de dejar limpio los cristales también eliminaremos las posibles marcas y rayas que pudieran existir en la superficie. Además con este truco vamos a ahorrar dinero en productos limpiacristales y también seremos más respetuosos con el medio ambiente.

Vamos a contarte paso a paso como limpiar las ventanas. Comenzamos.

Paso 1: Limpiar toda la ventana con agua jabonosa.

Paso 2: Use la escobilla de goma para limpiar el agua. Al final de cada pasada, tenemos que secar la escobilla de goma con el trapo seco. Empezará a quedarse agua acumulada en el alféizar de la ventana, cuando terminemos de limpiar completamente la ventana, limpiaremos el agua acumulada en el alféizar con el paño húmedo.

LIMPIAR LOS RIELES DE LA VENTANA.

Ya hemos limpiado la superficie acristalada y el alféizar, pero ahora toca limpiar otra zona como son los rieles. Esta tarea no hace falta que la realicemos con la misma periodicidad que la limpieza de los ventanales, pero si que es importante realizarla cada cierto tiempo. El resultado final es sorpende ,y se mantiene bastante tiempo limpio.

Paso 1: Sumergimos un bastoncillo de algodón en el vinagre blanco y comenzamos a limpiar la suciedad acumulada. Conforme el bastoncillo se haya ensuciado vamos cambiándolo y limpiamos con otro que esté limpio. Vamos pasándolo por toda la superficie. Deberemos repasar con rollo de papel.

Otra zona donde utilizaremos esta técnica de limpieza son los rieles de las puertas correderas de vidrio. Cuando aspiremos podemos de una manera rapida pasar la aspiradora por la zona, pero para una limpieza profunda es aconsejable dedicarle tiempo y realizar la limpieza con los bastoncillos y el vinagre blanco.

Te recomendamos que pruebes a limpiar los cristales y marcos de las ventanas con esta técnica. Sabemos que es una tarea ardua y que requiere una buena dosis de paciencia y tiempo. Ponte música y desconecta. Piensa en lo limpio que va a quedar, además de que es un trabajo con un resultado duradero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *